jueves, 26 de diciembre de 2013

LAS DUNAS DE MUSKIZ, LUGAR DE IMPORTANCIA COMUNITARIA

El pasado 19 de Diciembre, el grupo de Educación y control ambiental visitó las dunas de la playa de La Arena, en Muskiz (Vizcaya), para conocer la conservación de este hábitat tan singular, reconocido por la Unión Europea como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).


  De la mano de la Fundación Lurgaia, Amador nos ha explicado las actuaciones que llevan a cabo en el sistema Dunar de La Arena para su conservación, las especies que hacen posible este hábitat y las presiones antropogénicas que soporta. Además, destaca la presencia de varias especies de flora incluidas en el Catálogo de Flora Amenazada de la Comunidad Autónoma del País Vasco. Si quereis saber más de la restauración o participar activamente podéis informaros en el  Proyecto Dunas y en la página web de la Fundación Lurgaia.



Durante nuestra visita el grupo avistó a un ejemplar de Collalba desértica (Oenanthe deserti) que en su migración se había separado del grupo. Fuimos muy afortunados por ver este raro ejemplar en nuestra región y que en los últimos días expertos se han acercado a fotografiar.


miércoles, 4 de diciembre de 2013

PROTECCIÓN PARA LAS PROFUNDIDADES

Fuente: oceana.es

Oceana pide a los Ministros de Pesca de la UE que recuperen el tiempo perdido en la protección de las profundidades.

AYUDANOS A PROTEGER LAS PROFUNDIDADES. FIRMA:

Campaña Oceana: Protejamos las profundidades de Europa

video


El Parlamento Europeo concluirá el 10 de diciembre un proceso de 16 meses de revisión del reglamento para pescar especies de profundidad vulnerables, sin que los ministros hayan comenzado siquiera.

Oceana hace un llamamiento a los Ministros de Pesca de la UE para que igualen los esfuerzos realizados por la Comisión Europea y el Parlamento para resolver la crítica situación de las aguas profundas del Atlántico Nordeste. El 10 de diciembre, el plenario del Parlamento Europeo votará un nuevo reglamento sobre la pesca de profundidad y después deberá alcanzar un acuerdo con el Consejo de Ministros de Pesca, que aún no ha empezado a revisarlo. Mientras tanto, la falta de gestión hace que se estén destruyendo especies vulnerables y hábitats centenarios.

“La mayoría de los ciudadanos de la UE desconocen el daño irreversible que se está causando día tras día a peces que tardan décadas en reproducirse y a arrecifes de coral milenarios. Pero los ministros sí son conscientes y saben que la causa es la mala gestión, incluyendo el uso de artes destructivas como el arrrastre y el enmalle de profundidad. Pedimos a los ministros de todos los Estados Miembros que se alcen en defensa de las profundidades. Las consecuencias de su inacción no se acaban en las próximas elecciones, sino que durarán siglos”, afirma Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa.
© OCEANA/ Mónica Serrano
El actual reglamento de aguas profundas del Atlántico Nordeste data de 2002 y podría describirse como “gestión a oscuras”. No establece requisitos para la autorización de buques pesqueros, ni criterios para fijar las oportunidades de pesca, ni medidas para proteger especies y ecosistemas vulnerables. De las 100 especies de profundidad capturadas por barcos de la UE, el reglamento solo cubre 24 y de ellas, se ha prohibido capturar 18 por sobrepesca severa o riesgo de padecerla. Además, se permite a los arrastreros faenar indiscriminadamente por el fondo y destruir ecosistemas marinos vulnerables, como corales y esponjas; y a barcos de arrastre y de enmalle de profundidad generar enormes cantidades de capturas accidentales de especies vulnerables como los tiburones de profundidad.

La Comisión Europea presentó una propuesta en julio de 2012 para remediar las deficiencias del actual reglamento mediante un amplio paquete de medidas que mejoraría la gestión de la pesca en aguas profundas en Europa. A lo largo de 2013, el texto ha sido revisado y votado dos por de las comisiones del Parlamento Europeo –Medio Ambiente y Pesca–, y el 10 de diciembre emitirá su voto el plenario del Parlamento. La última etapa del proceso es que el Parlamento y el Consejo de Ministros de Pesca alcancen un acuerdo, pero el Consejo ni si quiera ha empezado a estudiar el asunto, a pesar de que hace casi un año lo identificó como prioritario.