lunes, 14 de enero de 2013

El encinar cantábrico resurge en las campas de Santa Lucía

Los voluntarios ambientales plantaron en el día de ayer 60 árboles típicos del encinar cantábrico
Aspecto de la parcela, en 2005, tras el relleno efectuado por el Ayuntamiento de Abanto-Zierbena

Ni el frío ni la amenaza de lluvia pudieron con el ánimo de los cerca de 20 voluntarios que ayer reunieron las asociaciones Kima Berdea y Plural Anitzak para llevar a cabo la última fase de plantación de ejemplares de bosque propio del cantábrico en las campas de Santa Lucia del núcleo de Sanfuentes de Abanto-Zierbena.

Poco después de la diez de la mañana, los voluntarios, armados con palas y zarzillos, comenzaron con la plantación de 60 ejemplares de árboles típicos del encinar cantábrico con los que colmataron los cerca de 500 metros cuadrados de la explanada surgida durante el proceso de construcción de la autovía A-8, a la altura del barrio de Sanfuentes.
"Esta zona fue rellenada con tierra por el Ayuntamiento en el año 2005 y a partir de ahí hemos llevado a cabo la recuperación del bosque atlántico", reseñó Begoña Fraile, miembro de la asociación ambientalista Kima Berdea, que junto a voluntarios de Plural Anitzak de Ortuella llevaron a cabo la plantación.
Laureles, sauces, robles, bortos (madroños), aladiernos, espino albar o encinas fueron algunos de los ejemplares que ayer pasaron a formar parte de este bosque que en estos años ha pasado a contar con cerca de mil árboles.
Según detallaron los responsables de esta actuación, la recuperación de este enclave natural no solo permite una mejora en el paisaje y el patrimonio natural de la zona sino que "supone una barrera acústica que mejorará los niveles de ruido de las viviendas que se encuentran cerca de la autovía.

Artículo completo en: deia.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada