miércoles, 23 de noviembre de 2011

Se incorporan 18.800 km2 más de zonas naturales protegidas en Europa


Natura 2000, la red de espacios protegidos de la UE, se ha ampliado considerablemente. Se han incorporado casi 18.800 kilómetros cuadrados, incluida una importante adición de zonas marinas con una extensión de 17.000 kilómetros cuadrados, con lo que aumentará la protección de muchas especies en peligro.


La red Natura 2000 ocupa ahora prácticamente el 18% de la superficie terrestre de la UE y más de 145.000 km2 de sus mares. Los principales países afectados por esta última ampliación son el Reino Unido, Francia, Bélgica, Grecia, Chipre, Hungría, Lituania e Italia. Natura 2000 es la piedra angular de la lucha que mantiene Europa para detener la pérdida de biodiversidad y salvaguardar los servicios ecosistémicos.

Janez Potočnik, Comisario europeo de Medio Ambiente, ha declarado: “Natura 2000 es actualmente uno de los instrumentos más eficaces que tenemos en Europa para combatir la pérdida de biodiversidad y desempeña un papel fundamental en nuestra estrategia para proteger nuestro patrimonio natural. Me congratulo especialmente de la mejor cobertura de los mares europeos: proteger el medio marino europeo y sus características únicas es más importante que nunca”.

Natura 2000 es una extensa red de espacios naturales protegidos creada para garantizar la supervivencia de las especies y hábitats más valiosos y amenazados de Europa. Forman la red alrededor de 26.000 lugares y las últimas incorporaciones han sido 166 nuevos espacios que ocupan casi 18.800 km2. Más del 90% de la zona incorporada se compone de espacios marinos (17.000 km2), principalmente en el Reino Unido, aunque también en Francia, Bélgica, Grecia, Chipre e Italia.

Los nuevos espacios marinos proporcionarán un refugio vital para muchas de las especies menos comunes y más amenazadas de Europa. En el Atlántico, el Reino Unido incorpora 9 arrecifes de coral de agua fría, incluidos algunos en torno a la isla de Rockall, que son centros de biodiversidad que albergan corales, arañas de mar y numerosas especies aún sin designar. En el Mediterráneo, los nuevos lugares mejorarán la protección de especies emblemáticas como la tortuga verdeChelonia mydas, la tortuga boba Caretta caretta y la foca monje del Mediterráneo Monachus monachus, que desempeñan un papel clave en los ecosistemas que habitan.

Las ampliaciones también mejorarán la protección de una serie de valiosos hábitats terrestres, entre los que se cuentan turberas de Lituania, llanuras de sal de Hungría y pastizales calizos ricos en especies de Italia y Chipre.

La adopción de estas decisiones de la Comisión supone un paso importante de cara a ultimar la creación de la red Natura 2000 para 2012, una actividad clave contemplada en la serie de propuestas de la nueva estrategia de la UE sobre la biodiversidad adoptada por la Comisión este año.


Fuente: Ambientum





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada