jueves, 7 de abril de 2011

Medio Ambiente ve "riesgo" en la refrigeración de Garoña

fuente: público.es


El Ministerio alertó en 2009 de que la sequía podría hurtar el agua 

necesaria para enfriar el reactor


La central nuclear burgalesa de Garoña chupa 25.000 litros por segundo del río Ebro para enfriar su reactor y luego los devuelve a la corriente ligeramente recalentados. Es el mismo sistema de tuberías que emplea Fukushima y que desbarató el tsunami, disparando el mayor accidente nuclear desde Chernóbil. Ayer se supo que el Ministerio de Medio Ambiente ve "riesgo" en ese sistema de Garoña, pero no por la posibilidad de que una ola gigante arrase el valle de Tobalina, sino por lo contrario: por la falta de agua.
La Confederación Hidrográfica del Ebro cree que con las tremendas necesidades de agua del actual sistema de refrigeración, Garoña "se enfrenta al riesgo de carecer de garantías ante épocas de sequía", según un nota informativa firmada el 1 de julio de 2009 y desvelada ayer por Greenpeace. La concesión de aguas a la central se remonta al 17 de septiembre de 1971. El documento recomienda "una modificación del actual sistema de refrigeración" y pone de ejemplo "la solución llevada a cabo en su día por la central nuclear de Ascó", en Tarragona, que construyó una torre de refrigeración en la década de 1990. La refrigeración, como ha demostrado el desastre de Fukushima, es clave para enfriar el núcleo del reactor y evitar una fusión, en el caso más extremo.

Peligro "incrementado"


Tanto esta memoria de la secretaría de Estado como la nota de la Confederación se encuentran en poder de los magistrados de la Audiencia Nacional, donde Nuclenor re-currió la orden de cierre en 2013. Ambos papeles están fechados el 1 de julio de 2009, un día antes de la decisión del Gobierno sobre el cierre de Garoña. Greenpeace ha tenido acceso a ambos documentos porque se personó en el recurso, según explicó ayer en rueda de prensa el portavoz de su campaña antinuclear, Carlos Bravo.
"Es probable que el número de episodios de riesgo se vea notablemente incrementado en los próximos años", asegura la memoria, que prevé recortes en el caudal del Ebro de hasta el 18% en el periodo 2011-2040 por el efecto del cambio climático.
ver toda la noticia en: 
http://www.publico.es/ciencias/369991/medio-ambiente-ve-riesgo-en-la-refrigeracion-de-garona

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada